Periódicos Locales / 14 May, 2018

Los consejos recibidos – La Estrella de Panamá

‘No me gusta que nadie, sobre todo mis padres, me señalen mis defectos’, comenta un joven.

Una de las cosas más frustrantes de la vida es cuando creemos que somos de una manera, mientras que la gente que nos rodea cree que somos exactamente lo contrario. Otras personas, sin embargo, pueden percibir cosas sobre nosotros que no podemos ver. Esto es bueno, porque del mismo modo que un espejo te permite verte la cara, la gente que te rodea puede servirte de espejo para que veas muchos aspectos de ti mismo.

Los comentarios de las personas que te rodean pueden ayudarte a guiar tu individualidad en una dirección positiva. Puedes aprovechar la educación, las instrucciones, los consejos, las advertencias, e incluso las reprimendas que recibes, utilizándolos de un modo constructivo para ir buscando el buen camino. Por otra parte, si te niegas a escuchar los consejos de los demás, haciendo lo que quieres con rebeldía y haciendo sentir mal a todos, solo para expresar tu individualidad, simplemente estás demostrando una terquedad que no beneficia a nadie.

Si la gente señala tus defectos y te ayuda a deshacerte de tus malas costumbres desde el principio, a largo plazo, te permitirá forjar tu individualidad de un modo útil para ti. Pero, en cambio, si las raíces de estos malos hábitos siguen ahí, irán afectando poco a poco tu vida de un modo negativo, llevándote por un camino dañino y destructivo. Cuando puedas darte cuenta de esto, verás lo estúpido que es negarse a escuchar los consejos. Es importante ser sensato.

PRESIDENTE DE LA SOKA GAKKAI INTERNACIONAL.

X