Revistas / 27 julio, 2013

Manifestaciones de la mente SUEÑOS Y PREMONICIONES

Paulo Kiyoshi Endo, Vice Presidente de la SGI de Brasil; Valter Takeshi Hada, coordinador del Grupo de Estudios de Religiones del Departamento de Cultura y Vice Coordinador de la División de Señores de la SGI de Brasil y Jaqueline de Matos Nascimento, psicóloga, miembro del grupo Flor de Loto del Departamento de Salud y Cultura.

Tercera Civilización: Soñar con algo que todavía no ha ocurrido, prever hechos, ver espíritus, pasar por un lugar donde nunca ha estado y tener la sensación de que ya lo conoce, son experiencias que muchas personas relatan haber vivido. Por eso, muchos preguntan: “Qué son los sueños?” “¿Cuál es la visión budista sobre las premoniciones?” Basándonos en las enseñanzas del Budismo de Nichiren Daishonin y de la Psicología, podríamos elaborar consideraciones al respecto de esos asuntos.

Paulo Kiyoshi Endo: De hecho, ese tema, es bastante complejo. A pesar de que la Psicología y la Ciencia desarrollan estudios sobre esas preguntas, muchas personas buscan comprenderlo basándose en la religión que practican. Aprovechando la participación de Jacqueline, creo que podemos trazar un paralelo entre la Psicología y el Budismo de Nishiren Daishonin.

Valter Takeshi Hada: Es verdad. Me gustaría comenzar con una experiencia relacionada con los sueños. Un miembro de mi familia, muchas veces, se levantó asustado, después de soñar con un pariente. Entonces él, llamaba a la persona y lo alertaba sobre lo que había soñado. No siempre sabía decir con exactitud lo que había previsto, pero sentía que algo podría ocurrir. De hecho, lo más interesante es que el sueño se concretizaba. ¿Cómo explicar eso?

Jacqueline de Matos Nascimento: Es interesante comprender qué son los sueños primero. Ellos son expresiones de nuestro pensamiento, sentimientos, emociones, intuiciones y sensaciones; que son representados por medio de la creación de innumerables imágenes e impresiones físicas en nuestro cerebro. Esa creación es causada físicamente por la estimulación del córtex sensorial. Generalmente, los sueños están unidos a la vida cotidiana. Una buena manera de saber lo que ellos están tratando de transmitir es buscar relacionarlos con lo que sucede durante el día. Hada, tú comentaste que esa persona siempre soñaba con alguien de la familia. Con seguridad, ella era bastante sensible. Se ha comprobado que hay personas más sensibles que otras.

Endo: De hecho, existen personas que tienen sensibilidad o percepción agudizada. Algunos visualizan acontecimientos rápidamente; mientras que otros, aunque ocurran delante de ellos, no los perciben. Es como el acto de entrever o divisar – hay quien divisa bien, más o menos, o casi nada.

Jacqueline: Aparte de eso, no se puede desestimar el vínculo afectivo entre las personas. Aunque estén distantes, esas personas establecen contacto por medio del inconsciente. Eso no tiene nada de sobrenatural, es algo común. Es posible que una persona “prevea” algún acontecimiento en la vida de otra, no por ser vidente, pero justamente debido a ese vínculo afectivo. Muchas veces eso ocurre en el sueño por ser el momento en que la mente descansa y, entonces, abre espacio para manifestar lo que está en su inconsciente. Cuando una persona acostumbra preocuparse demasiado por otras, puede entonces, soñar que algo le pasará a ellas. Ese algo, no siempre ocurre. Por eso, la explicación de la Psicología sobre un hecho que la persona sueña y que va a ocurrir, es como si el inconsciente avisara debido al vínculo afectivo de esa persona con la otra. Para explicarlo mejor, Sigmud Freíd, quien es considerado el “Padre del Psicoanálisis”, decía que el sueño es la entrada real que conduce al inconsciente. Según el Psicoanálisis, es un medio por el cual el inconsciente procura alertar a la consciencia para lo que ella no percibe o no quiere aceptar, e intenta, por compensación, equilibrar la psique, la totalidad de los fenómenos psíquicos.


Nichiren Daishonin elucidó que la novena consciencia es el “yo” esencial que existe en todos nosotros. Él llegó a comprender que el palacio de la novena consciencia era idéntico a su “yo” esencial y reveló a la humanidad de un modo positivo y práctico para que pudiera llegar a ese estado sublime. Esa es la esencia de nuestra fe. La práctica de Nam myoho-rengue-kyo actúa en el nivel más profundo de la vida, haciendo posible que la persona conduzca cada aspecto de su existencia con elevada sabiduría. Paulo Endo

Endo: Aunque sin saber, el inconsciente almacena diversos acontecimientos del día a día, entonces cuando la persona duerme, ella revela lo que “archivó” por medio de los sueños.

Jaqueline: A pesar de que no se trata de sueños, hay otra situación bastante común que viven los niños: cuando salen de la casa. A pesar de que la temperatura esté caliente, la madre les pide que lleven una blusa, el paraguas, previendo cambios en el tiempo. No siempre los hijos la escuchan. De hecho, a veces sucede que el tiempo cambia. Será la madre vidente? No. Eso también se explica por el vínculo afectivo entre las personas. Muchas son capaces de divisar acontecimientos para proteger a otro.

Hada: Según los estudios, los sueños pueden ser también producto de la imaginación, fantasía, ilusión. Algunas personas con dificultades financieras sueñan, por ejemplo, que están en determinada posición social, ganando mucho dinero. Lo que ella no vive en la realidad, entonces, lo proyecta durante el sueño. También hay personas desconocidas que aparecen durante el sueño. Es necesario evaluar lo que esas personas representan en esas circunstancias. Muchas veces, están representando algo que también nos gustaría ser o tener.

Jaqueline: Exactamente. Los sueños no están fuera de nuestra realidad. Durante el sueño, no hay censura del consciente. El inconsciente trabaja de la manera que desea. Cuando comprendemos el sueño, entendemos mejor lo que pasa en nuestro interior, nuestros deseos más profundos, que son, muchas veces censurados.

Endo: El presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, comenta en relación a los sueños: “Los sueños penetran profundamente en nuestro inconsciente y revelan secretos ocultos que nuestro consciente quiere que continúen escondidos. Cuando despertamos, el sueño que tuvimos parece no tener conexión con la realidad, pero los psicoanalistas no piensan así…”.

“Freud y sus discípulos mostraron que los sueños tienen importante conexión con la existencia real en la medida en que se facilitan los medios para ocultar nuestros pensamientos más profundos. Tenemos, entonces, una paradoja: los sueños están íntimamente relacionados a nuestra realidad personal, pero parece no tener conexión directa con la realidad de aquí y ahora en que vivimos.

Se puede afirmar que el sueño es puramente un fenómeno mental que ocurre mientras dormimos, aunque las imágenes representen alucinaciones de cierta especie, pero ésta no es toda la historia. El sueño está relacionado con nuestra vida real, pues continuamos sintiendo tristeza, felicidad y toda la gama de emociones humanas.

Hada: Los sueños, por lo tanto, están totalmente conectados a la realidad. Sin embargo, hay personas que sueñan solo con cosas negativas; como por ejemplo, cuando sueñan que están matando a otro. ¿Ese tipo de sueño demuestra que la persona tiene en ella algo muy malo?

Jaqueline: De ninguna forma. En ese tipo de sueños, muchas veces, el inconsciente quiere exteriorizar algún sentimiento reprimido todo el tiempo. Obviamente, la persona no va a salir por ahí matando. Pero, el hecho de tener ese tipo de sueño, sirve para aliviar la mente censurada. Por ejemplo, si María sueña que practica actos violentos contra Juan, es necesario comprender qué es lo que Juan representa para María. Algunas veces, Juan la incomoda demasiado. Por eso sueña que comete actos negativos contra él para aliviar lo que el consciente sabe que no debe hacer. Está claro que esa es una explicación muy generalizada. Cada caso debe ser analizado con bastante cautela. Lo importante es saber que cuando las personas comprenden los sueños, son capaces de entender mejor su interior. Si percibe que su inconsciente revela algo negativo, entonces puede intentar cambiarlo. ¿Cómo? Vivir con optimismo es un requisito importante para el auto conocimiento.

Endo: Ese es, justamente, el objetivo de la práctica budista. O sea, posibilitar una profunda transformación en la vida de las personas para que desarrollen, en las profundidades de su ser, una condición elevada y pura. En otras palabras, posibilitar que manifiesten el estado de Buda para que vivan, tanto consciente como inconsciente, de manera segura y tranquila.

Hada: Cuando una persona se encuentra en los bajos estados de la vida, o dominada por la oscuridad fundamental, no consigue tener un único momento de tranquilidad; e igual durante el sueño, parece no tener sosiego. El presidente Ikeda comenta: “Dormir es una actividad durante la cual fundimos nuestra vida con el

Universo y nos reabastecemos con una vasta energía vital. Es por eso que es importante estar en armonía con el ritmo de la vida y del Universo. Precisamente, por esa razón, es que elevar nuestra condición de vida cada día para manifestar el estado de Buda incluyendo a la hora de dormir. Actuar en pro de las personas, por el Kosen- Rufu y entonar Daimoku es el medio más eficaz para descansar, cada noche, con el sentimiento de misión cumplida y tener sueños maravillosos.

Endo: Todas las personas, indistintamente, poseen el estado de Buda inherente, una condición pura y elevada que nada puede conmover. El budismo denomina ese nivel más profundo de la vida humana, libre de todas las impurezas, de novena consciencia o consciencia amala, cuyo significado es “inmaculado”. Nichiren Daishonin elucidó que la novena consciencia es el “yo” esencial que existe en todos nosotros. Él llegó a la comprensión de que el palacio de la novena consciencia era idéntico al su “yo” esencial. Reveló a la humanidad un modo positivo y práctico por el cual pudieran llegar a ese estado sublime. Esa es la esencia de nuestra fe. La práctica de Nam-myoho-renge-kyo actúa en el nivel más profundo de la vida, posibilitando a las personas a conducir cada aspecto de su existencia con elevada sabiduría.

Hada: El vínculo afectivo y el contacto por lo inconsciente son algunas de las razones comentadas anteriormente para explicar acontecimientos que las personas ven en sueños. Comentamos también sobre la cuestión de la sensibilidad (o percepción), que algunos poseen de forma más desarrollada que otras. Creo que las premoniciones están totalmente relacionadas con todo eso, viendo que el significado de la palabra es “sensación o advertencia anticipada de lo que va a ocurrir”, “presentimiento”, “presagio”.

Jaqueline: Nosotros muchas veces consideramos sueños y premoniciones con manifestaciones, no comunes, pues comprendemos los sucesos solo en base al consciente. Pero tenemos el inconsciente que actúa totalmente en la conciencia pero no percibimos su manifestación tan claramente. Cuando logramos comprender el inconsciente de hecho percibimos muchas situaciones que están más allá de lo que miramos apenas en el momento presente.

Endo: Ese es justamente el objetivo de la práctica budista. Al recitar Nam-Myoho-Renge-Kyo, purificamos los seis órganos sensoriales: ojos, oídos, nariz, lengua, piel y mente. Así podemos ver oír, sentir todos los fenómenos existenciales basados en la sabiduría del estado de Buda. Esa sabiduría no es algo sobrenatural,sino un nivel de conciencia, que nos posibilita comprender esencialmente cada hecho de la vida. El presidente Ikeda, describe ese concepto en el siguiente pasaje de la Disertación de los Capítulos Hoben y Juryo: “El sol se levanta e ilumina la tierra. De igual forma los que mantienen la Ley Mística deben comprender las cuestiones seglares. La fe hace con que el sol de la sabiduría aparezca en nuestro corazón, posibilitándonos comprender claramente lo que necesitamos hacer para vencer en la vida”-


Sigmud Freud, considerado el “Padre del Psicoanálisis”, decía que el sueño es la entrada real que conduce al inconsciente. Según el Psicoanálisis, es un medio por el cual el inconsciente procura alertar a la consciencia para lo que ella no percibe o no quiere aceptar, e intenta, por compensación, equilibrar la psique, la totalidad de los fenómenos psíquicos. Jaqueline de Matos

Hada: Por lo tanto la iluminación no es algo separado de la realidad, sino una condición en que la persona es capaz de percibir la esencia de la vida y de todo lo que le impide ser verdaderamente feliz. El presidente Ikeda dice: “Cuando el Buda observa los fenómenos él comprende la esencia real de cada uno de ellos. Cuando el Buda observa a las personas él comprende el estado de vida de ellos y ve en ella la naturaleza de Buda. Se puede decir que la sabiduría es la esencia real de todos los fenómenos es la capacidad de discernir la verdadera naturaleza de todo”. En este sentido, cuando una persona es guida por el estado de Buda puede realmente percibir todas las situaciones de manera clara. Eso no significa como ya se ha dicho, desarrollar poderes sobrenaturales, sino la sabiduría para decidir el futuro.

Jaqueline: No sirve de nada desarrollar una percepción muy fina, prever acontecimientos si la persona no puede hacer nada para cambiar el futuro. Eso probablemente causará sentimientos de impotencia o sufrimientos.

Endo: Desde la perspectiva budista, al hablar de premonición, se puede trazar un paralelo con la ley de causa y efecto. Para cualquier acontecimiento, hay una causa que genera un efecto. Si tenemos conciencia de las causas que realizamos a cada momento, ciertamente podemos prever el futuro, conforme esta famosa frase del Sutra Contemplación de la Mente. Solo citada por Nichiren Daishonin en “Apertura de los Ojos”: “Si desea saber que causas fueron hechas en el pasado, observe los resultados que se manifiestan en el presente. Y si desea saber qué resultados serán manifestados en el futuro,observe las causas que están siendo hechas en el presente”.

Hada: En la “Tesis sobre el establecimiento de la enseñanza correcta para la paz de la Nación”, el Daishonin intentó alertar a las autoridades de la época para los desastres y las calamidades que la nación sufriría por contrariar la enseñanza correcta. Exactamente todo lo que el Buda escribió en la Tesis ocurrió en la época. Serían premoniciones o la comprensión profunda de la Ley de Causa y Efecto? ¡Creo que es la segunda opción!

Jaqueline: Hay personas que de hecho logran prever catástrofes o acontecimientos por la fina percepción que tienen. Pero como se ha dicho, de que sirve prever el futuro si son incapaces de cambiar el futuro? Si una persona prevée un hecho pero no es capaz de tomar alguna actitud, realmente esa premonición no tiene sentido. A muchos les agrada decir que poseen la sensibilidad de prever acontecimientos por la necesidad de asumir la posición de seres supremos o poderosos. Lo importante, es saber conducir la percepción para algo de valor.

Endo: Lo sobre natural está completamente fuera de las enseñanzas budistas. Aprendemos en el budismo el concepto “místico”, que significa algo más allá de la comprensión pero no que es sobrenatural.

Jaqueline: Podemos decir que el deseo de prever el futuro viene del miedo a lo desconocido. A título de conocimiento en la búsqueda para solucionar esa cuestión, el hombre desarrolló muchas técnicas de adivinar como la astrología, los juegos de la suerte, la cartomancia, lectura de la palma de las manos, el tarot, entre otros. En la antigüedad, las personas consultaban los oráculos acerca de asuntos que les eran vitales. Actualmente la sociedad oye con mucha atención lo que dicen futurólogos que poseen poderes místicos sin una afinada percepción de las tendencias del mundo. Con base en esto, hacen predicciones sobre el futuro de la tecnología del medio ambiente de la economía, en fin del mundo. Pero como el budismo bien lo explica, lo más importante es el momento presente, pues todas lasactitudes que tomamos en este momento resultarán en efectos futuros.

Hada: Eso también es explicado por el principio budista de “tres mil mundos en un solo momento de la vida” (Ichinen Sanzen, en japonés). Ese principio sustenta la idea de que cada momento está dotado de tres mil diferentes funciones las cuales influyen no solo en nuestra vida sino también en la sociedad, en el medio ambiente natural, el mundo y el Universo. Una vez tomada la decisión de realizar algo, las tres mil funciones y el ser comienzan a actuar para concretizar esa determinación. En un momento decisivo, tanto la causa como el efecto, son gravados simultáneamente en la vida del individuo. Por lo tanto si la persona realiza sinceramente la práctica budista de acuerdo con las enseñanzas del budismo de Nichiren Daishonin, disfrutará seguramente de buena fortuna y prosperidad en el futuro.


Según los estudios, los sueños pueden ser también producto de la imaginación, fantasía, ilusión. Algunas personas con dificultades financieras sueñan, por ejemplo, que están en determinada posición social, ganando mucho dinero. Lo que ella no vive en la realidad, entonces, lo proyecta durante el sueño. Valter Hada

Endo: El principio de Ichinen Sanzen, uno de los mas importantes conceptos budistas, fue presentado por el Gran Maestro Tient’tai (538–597), de la China en su obra Maka Shikan (Gran Concentración y Discernimiento). Literalmente Ichinen significa “una mente” “un momento de la vida” o “esencia de la vida”; Sanzen quiere decir “tres mil” o “fenómeno que la vida manifiesta”. Con ese principio Tient’tai quiso mostrar que todos los fenómenos cuerpo y mente, ser vivo y ambiente, causa y efecto están integrados en un simple momentos de la vida de las personas. Eso quiere decir que son tres mil condiciones diferentes, por medio de las cuales la vida puede manifestarse como fenómeno. De manera simplificada, la palabra Ichinen es expresada como “determinación”. La determinación de una persona en el momento exacto en que es ejecutada, definirá el rumbo de la propia vida.

Jaqueline: No hay necesidad de querer adivinar el futuro. Tampoco hay razón para tener miedo del mañana. El futuro o lo desconocido nos ofrece oportunidades ni sorpresas maravillosas. Es eso lo que hace la vida interesante y significativa. Deberíamos en vez de eso, preocuparnos en vivir el momento presente de una forma intensa y sabia.

Hada: Ser feliz es el objetivo primordial de la practica budista. Todo lo que no es positivo, para este propósito, debe ser descartado. Lo importante es tener la conciencia elevada de que cualquier iniciativa parte del ser humano, de nuestra propia mente, y retorna a nosotros mismos como el presidente Ikeda constantemente nos ha enseñado.

Endo: La mente humana es realmente misteriosa. Es capaz de crear y proyectar cualquier evento: Por eso es esencial vivir basados en la práctica budista para “tornarse maestro de la propia mente” en vez de permitir que ella lo domine”, conforme escribió Nichiren Daishonin en “Carta a Guijo-bo”. Si actuamos de esa manera comprenderemos que tenemos en las manos el poder para transformar el veneno en medicina, y no nos dejaremos llevar por presentimientos negativos o pensamientos pesimistas.

X