14 August, 2018

EDUCACIÓN, UNA TAREA DE TODOS

Con el objetivo de crear conciencia del rol humanista que los docentes y las familias deben desempeñar para generar cambios en la sociedad, la Soka Gakkai Internacional de Panamá realizó un  Foro denominado: “Accionando por la Educación”, el  pasado sábado 11 de agosto donde concurrieron gran cantidad de personas.

El foro tuvo como lema: “Creación de valores, una tarea de todos”, el cual enfatizó que la educación es una labor de todos los ciudadanos y no solo de los docentes.

Entre sus expositores se encontraban tres destacados profesionales: el ingeniero Paulino Bocanegra Quesada, especialista en informática en la Autoridad del Canal de Panamá, la licenciada Aleida Duartes,  administradora de la Fundación Danilo Pérez y coordinadora general de los eventos educativos del Panamá Jazz Festival. Y, la profesora María Isabel Borrero, directora del colegio Jacarandá en Panamá.

El foro se desarrolló de manera muy dinámica e interactiva por los expositores.

En sus palabras, la profesora María Isabel Borrero, con el tema: Innovando por la educación, mencionó lo siguiente: “El Colegio Jacarandá, cuyo sistema educativo rompe con todos los paradigmas de los sistemas tradicionales,  presenta una alternativa educativa donde el arte, la literatura, el pensamiento creativo y la experiencia, son su estructura fundamental y los niños aprenden jugando. Se desarrollan los distintos pensamientos; el lógico, el crítico, el científico y las relaciones socioemocionales.

Este colegio ha salido de la rígida estructura escolar para entrar a un mundo creativo acompañados de la literatura (a través de los cuentos), las diferentes formas de expresión artística (danza, teatro, escultural, música, pintura), todas son formas  de introducir la comunicación la información y el conocimiento”.

Por su parte, la licenciada Aleida Duarte, quien abordó el tema: La Familia creativa como pilar de la educación”, mencionó que el pensamiento creativo que han ido desarrollando en la Fundación Danilo Pérez, no es necesariamente una cualidad innata; no es solo cuestión de genética.  Más allá de la existencia de ciertas predisposiciones naturales, se trata de una capacidad que puede ser objeto de aprendizaje, ejercitación y perfeccionamiento. Y es la familia el entorno ideal para su adquisición. Trabajar en diversos contextos utilizando la música como herramienta de cambio social nos ha permitido visualizar cómo un pensamiento creativo puede modelar conductas positivas en un ser humano y también cómo la práctica de actividades desde una perspectiva creativa, puede desarrollar habilidades en niños que residen en entornos muy difíciles como Barraza, Santa Ana y el Chorrillo”, concluyó Duartes.

Por otro lado, el Sr. Paulino Bacanegra expuso lo siguiente: Si hubiera que expresar en una palabra el propósito de la vida, tendría que ser FELICIDAD. El propósito de la educación por lo tanto debe concordar con la finalidad de la vida.  El objetivo de la educación creadora de valores es forjar hombres y mujeres de sólida personalidad que se esfuercen tenazmente en pro de la paz y el bien máximo. Cuando el individuo experimenta este proceso de fortalecimiento interior, se consagra a proteger la dignidad de la vida y aprender a crear valor aun en las circunstancias más adversas.

La actividad contó con la participación exclusiva de las melodiosas voces del Coro Osa Mayor quienes interpretaron  varias canciones arrancando muchos aplausos del público asistente.

X