26 March, 2018

Exitosos encuentros en las comunidades

El domingo 25 de marzo se realizaron diversas reuniones de distrito en toda la república de Panamá para conmemorar el 60° aniversario del “Día de Kosen-rufu” y el 44° aniversario de la Primera visita del presidente de la SGI, Daisaku  Ikeda a esta tierra istmeña.

En esta celebración  se hizo  entrega de Gojonzon  a nuevos miembros que ingresaron  a la red humanista y practicantes del Budismo de Nichiren Daishonin en la Soka Gakkai.

Las reuniones de aniversarios estuvieron llenas de mucha alegría y emoción en donde participaron niños, jóvenes y adultos.

Los nuevos miembros de la familia Soka, tuvieron la oportunidad de relatar sus experiencias de cómo empezaron a practicar esta filosofía de vida y los resultados maravillosos que han obtenido en sus vidas.

A continuación: algunas impresiones de los nuevos miembros:

Alejandro Urquieta, División de caballeros. “Creo y siento que el potencial de buda está dentro de nosotros. Ahora sé que todos tenemos esa llama de fuego interior y no es único. He decidido recibir mi Gojonzon y creer en ese potencial de budeidad; así como aceptar la misión y luchar por el Kosen-rufu”.

Itzela Harding, División juvenil femenina: “Me siento muy emocionada de recibir mi Gojonzon. Mi deseo es  seguir ayudando a las personas, promover el kosen-rufu y ser una mejor persona. Entonar la oración nam-miojo-rengue-kyo me ha ayudado a enfrentar los  problemas con alegría, paciencia y saber que nada es imposible, siempre y cuando pongamos nuestro esfuerzo  en la  fe”.

Karla Santanach, División Juvenil femenina: “Recibir el Gojonzon el día de hoy, fue una gran alegría. Además, todo el cariño y apoyo que recibí en la reunión, me confirma que esta decisión fue la correcta,  que el Budismo de Nichiren Daishonin era el bálsamo que mi vida necesitaba. Estoy muy agradecida y  feliz de  empezar una nueva etapa en mi  vida”.

Marianela Benítez: División femenina: “Hoy es una fecha tan especial, tal cual, como cuando nació mi hija. Me decía a mí misma que debía ser mejor persona, para mostrarle un buen camino, pero sobre todo, que debía ser responsable, y hoy me siento igual; con una gran responsabilidad de hacer mi propio cambio interior, de llevar el buen nombre de la SGI de Panamá y lograr que otras personas sean felices. Hoy, doy gracias por mis dos grandes tesoros; Mi hija, y mi Gojonzon”.

X