25 April, 2018

Una religión de transformación humana

El domingo 22 de abril se realizó la Primera Reunión General de Caballeros de este año en el centro cultural budista de la SGI de Panamá.

Paralela a esta actividad, también se realizaron reuniones en diferentes lugares con una transmisión simultánea a través de video, que incluía varios puntos de la república: Provincia de Chiriquí, Veraguas, Panamá Oeste y la provincia de Colón.

El punto focal de la reunión se basó en el tema: “Una religión de transformación humana”, en donde se recalcó que la revolución religiosa es la revolución humana. Esta a su vez, conduce a la revolución educacional a la revolución económica y también puede generar una verdadera revolución política. Se tomó como referencia para este estudio, la tan gustada serie: “Iluminando el mundo con el budismo del sol”, del presidente Ikeda.

La reunión contó con la narración de maravillosas experiencias de vida a través de la práctica de la filosofía humanista del Budismo de Nichiren Daishonin.

En esta ocasión, se dio lectura al mensaje enviado por el presidente Ikeda para la reunión de caballeros, donde enfatiza la importante misión de triunfar pase lo que pase, utilizando siempre la infalible “estrategia del Sutra del loto”.

Por su parte, el Director General, Sr. Carlos Maires en sus palabras mencionó que; “los caballeros tenemos responsabilidades importantes dentro de la familia, en la parte laboral, y en la comunidad. Qué bueno es tener la oportunidad de estar en contacto con esta práctica. Para poder asimilar todo lo que se ha tocado en esta mañana, tenemos que regresar a lo básico que es el nam-miojo-rengue-kio, ese daimoku con convicción y rugido de un león para triunfar. El señor Maires finalizó sus palabras mencionando que esta práctica es para valientes y para todos los que deseamos cambiar e influenciar positivamente en nuestra sociedad.

La parte cultural estuvo acompañada de la interpretación de la canción “La Cascada”, y fragmentos del poema: “El gran castillo de la victoria resonante”.

Y para concluir, todos los caballeros a través del enlace tecnológico de audio video, en diferentes puntos geográficos, interpretaron la canción final: “A ti que has hecho un noble juramento.

X