29 January, 2018

Velada Cultural Panamá Venezuela 2018

El pasado domingo 21 de enero se dieron cita más de 600 personas para celebrar la Primera Velada Cultural: Panamá – Venezuela en el Centro Cultural de la SGI de Panamá.

La celebración nace del deseo de compartir nuestras culturas, costumbres y desafíos que cada país ha superado durante sus años de vidas.

La velada Cultural dio inicio con la canción Patria, tema original del canta autor panameño Ruben Blades, interpretada por la voz de Victor Jaramillo cantante profesional y miembro de nuestra organización. En el fondo se proyectaba un video con maravillosas imágenes de lugares históricos y turísticos de ambos países, lo que sorprendió a toda la audiencia.

El programa constó de presentaciones culturales para deleitar al público asistente, entre los cuales podemos destacar, bailes típicos de Panamá, Joropo Venezolano. Nuestra Banda Musical Gloria, compuesta por jóvenes de la organización, quien nos interpretó un popurrí de canciones tradicionales panameñas, y el Coro Osa Mayor interpretando las canciones Venezuela y Cantare Cantaras.

La sorpresa de nuestra velada fue el punto cultural de los miembros de la SGI de Panamá de origen Hindú quienes nos presentaron un baile tradicional de la India y transmitieron el mensaje de que “ El mundo entero es una sola familia”. Para cerrar con broche de oro nuestro artista Fred De La Cruz interpretó la canción a Alma Llanera.

Culminada la actividad los asistentes pudieron degustar comidas típicas de tanto de Panama como de Venezuela a la vez que disfrutaban la exposición sobre la historia de la SGI de Venezuela y la SGI de Panama y los elementos culturales de ambos países.

Lo que sin duda marcó el éxito en esta actividad, fue el calor humano y el sincero deseo de trasmitir a todo el público que somos una Familia Humana Global, y que lo realmente importante es la dignidad y el respeto hacia la vida de todos los seres humanos, sin distinción de nacionalidad, etnia o raza. Tal como dice el señor Daisaku Ikeda, presidente de la SGI, “Mi deseo es formar jóvenes capaces que puedan solidarizarse en los momentos difíciles, que compartan los sufrimientos y las alegrías de sus congéneres, y que trabajen trascendiendo las diferencias de la nacionalidad, de su pertenencia étnica, de religión, de las costumbres o la tradición. El mundo, al fin y al cabo, se reduce a las relaciones humanas. Si partimos del hecho de que todos somos seres humanos, podremos comunicarnos y conocernos mejor, y empatizar unos con otros.”

X